¿Buscando Centro Infantil para tu peque?, ese gran dilema y con tantas incógnitas que muchas veces una madre no sabe ni siquiera que necesita realmente de un Centro Infantil adecuado para tu hijo, para tu tesoro más preciado.

Yo siempre digo que lo más importante y básico es que te transmita confianza, una herramienta y sensación básica para esta etapa de los pequeños, ya que la comunicación familia-escuela es básica en estas edades.

El contacto con las familias en nuestro Centro es diario, y así consideramos que debe ser, los padres dejáis a los peques en las aulas y los recogéis de ellas, viendo cómo trabajamos y cómo están los niños. Muchas veces es mejor ver a tu hijo/a manchado de pintura con una sonrisa enorme en la cara, que verlo repeinado y oliendo a colonia, por ejemplo.

Otra cosa que no hacemos en nuestro centro es quedarnos en la información de «ha comido bien» «ha hecho caca», cosa que se dice como información básica pero que a nuestro parecer no nos parece tan importante como decir «ha jugado con los niños», le encantan los instrumentos», «no le ha gustado jugar con plastilina», «ha hecho un nuevo amigo» «ha comenzado a probar nuevos sabores», «se ha peleado con un niño por un juguete»…y un sin fín más de historias que como educadoras contemplamos a diario y nos parecen mucho más importantes.

Otra cosa que intentamos que haya en nuestro centro, y que las mamás que han estado y que actualmente están podrán decir, es que somos esa segunda casa donde ellos puedan sentirse a gusto, con normas de convivencia, juegos y aprendizaje pero sobretodo donde la comodidad y tranquilidad de los niños y de nuestras familias es lo más importante.

Un centro adaptado a necesidades educativas especiales y a los que no también, con la incorporación de pictogramas en el centro, un aula pequeña multisensorial y con instrumentos necesarios para su desarrollo.

Con esto ya me presento, soy Belén, directora del Centro El Príncipe E, del que estoy tremendamente orgullosa junto a mi equipo de trabajo que lo toman como si también fuera de ellas y que juntas nos divertimos y aprendemos mientras cada día contemplamos lo diferente que son los niños, y que esa inocencia y magia que poseen, les dure mucho tiempo.